Consejos para elegir la almohada ideal

consejos almohada ideal

El ritmo de vida que actual, nos ha llevado a que nuestro descanso cobre cada vez más importancia, lo cual se ha convertido en un punto de atención para nuestra salud; elegir una almohada cómoda y que nos proporcione el confort que necesitamos, es un aspecto primordial para nuestros momentos de relax y así dejar atrás posibles dolores posturales.

La elección de una almohada cómoda va más allá de solo un descanso confortable; esta garantiza que nuestro cuello y espalda estén totalmente alineados para que la columna vertebral permanezca en la posición adecuada y así poder revertir esos dolores que pueden ser producto de malas posturas al utilizar almohadas de mala calidad o incluso cuando prescindimos de la misma.

Prevenir problemas cervicales o de espalda que se van generando a través de los años, se puede lograr por medio de una almohada cómoda, además de un óptimo descanso y un sueño más profundo.

La adquisición de una almohada cómoda y de calidad, no solo nos ayuda a tener una postura más relajada, sino a aliviar la tensión en la zona de cuello y hombros. En NÚVOLA creamos almohadas para brindarte una experiencia de bienestar y frescura, en donde puedes elegir nuestras diferentes alternativas para un descanso reparador que se adapte a tus necesidades.

Todas las almohadas tienen determinada durabilidad de acuerdo a su composición, por lo que es recomendable cambiarlas periódicamente; las almohadas viscoelásticas se deben cambiar cada 2 años, las de fibra se aconseja que sea cada año, para evitar la propagación de bacterias y ácaros, lo cual ayuda a una buena respiración e incluso a evitar los ronquidos.

Actualmente existen muchos tipos de almohadas y alternativas en función de nuestras características y necesidades; por ello, siempre debemos seleccionar una almohada cómoda, de acuerdo a nuestra manera de dormir, para lo cual existen las que llamamos “almohadas especializadas” como lo son las almohadas de plumas y las viscoelásticas.

Existen varios factores a considerar al momento de elegir una almohada cómoda, como lo son la firmeza, la forma, la altura y el material tanto de relleno, como exterior; características esenciales al momento de un adecuado descanso.

  • Dormir de lado: Lo más recomendable es una almohada cómoda con efecto memoria como la viscoelástica y con una altura medio – alta, con rellenos que generen firmeza como lo son el látex o la espuma.
  • Dormir boca arriba: Lo ideal en esta posición, es la utilización de una almohada cómoda y más delgada de dureza media para mayor resistencia como la viscoelástica, cuyas características son las de estar elaborada en una espuma suave, logrando una distribución equitativa del peso de nuestra cabeza para un mejor descanso.
  • Dormir boca abajo: Esta postura es poco aconsejable, debido a que el cuerpo está en una posición y la cabeza y el cuello en otra; en este caso, una almohada cómoda que ayude a descansar en esta posición, debe ser delgada y de altura baja, preferiblemente de un relleno de plumas, aunque para personas que sufren de alergias o niños, es de carácter delicado, incluso para el tema de respiración, por lo que se aconseja que traten de dormir ligeramente de costado.

Nuestra almohada Memory Cervical Natural Fresh está diseñada para conservar la curvatura natural del cuerpo, en la que los hombros, el cuello y la columna, quedan perfectamente alineados al momento de dormir.

Una de las características de nuestras almohadas Natural Fresh es que contienen una lámina de gel que regula la temperatura, ayudando a mantener la cabeza fresca por más tiempo, lo que hace que tu descanso sea ideal.

Las almohadas al igual que todos los elementos concernientes a nuestro bienestar y descanso, deben tener unos cuidados especiales, para una mayor duración:

  • Una almohada cómoda requiere de la protección de una funda, debido a que ahora, estas no solo cumplen la función de mantener la almohada limpia de manchas y humedad, sino brindar mayor frescura y confort.
  • La manipulación de la almohada es esencial para la vida útil de esta; de su buen uso depende que no vaya perdiendo su forma o las propiedades del material en el cual está elaborada.
  • El cambio y lavado de las fundas se debe realizar cada semana, con el fin de liberarla de los fluidos durante la noche.
  • Al igual que lo hacemos con un cojín, es recomendable tomar la almohada y darle unos pequeños empujones para reacomodar para que retome su forma.

La importancia de escoger el prototipo ideal de una almohada cómoda, es tener como objetivo principal, que esta debe contribuir a una adecuada postura de la columna cuello y hombros, ayudando a favorecer un buen descanso y respiración, teniendo en cuenta nuestros hábitos de sueño y la complexión física de cada uno.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Deja una respuesta

Abrir chat