Debido a la situación actual, nuestros tiempos de entrega están tomando más de lo habitual. ¡Gracias por tu paciencia!

¿Sabes cómo lavar las fundas de tus almohadas? Tips para su limpieza

Fundas de almohada lavar

Al momento de tomar la decisión de adquirir una almohada para obtener un buen descanso, existen varios aspectos importantes a tener en cuenta. Debemos empezar por el hecho de que es un elemento de vital importancia para nuestra salud, ya que un tercio de nuestra vida lo pasamos en la cama. 

Diferentes estudios han demostrado que con el tiempo las almohadas pueden acumular bacterias y microrganismos; un complemento esencial es la funda de almohada, cuya función va más allá de solo proteger. Un ejemplo de esto son las fundas utilizadas en Núvola para nuestras almohadas carbono cool feeling de espuma viscoelástica, las cuales tienen un sistema ortopédico de alta tecnología y soporte, para una sensación más suave y delicada, manteniendo los niveles de temperatura adecuados para el cuerpo. 

Una funda de almohada perfecta, contribuye a tener una mejor calidad de sueño, un tacto más suave, mayor protección y un descanso más saludable. Existen fundas de almohada de diferentes materiales como poliéster, microfibra, satén, etc. Cada material requiere de un cuidado especial para prevenir el deterioro y su lavado debe ser constante, para evitar la pérdida de sus propiedades. 

Escoger una funda de almohada con una tela adecuada, es básico para la salud; una mala elección puede desarrollar alergias y brotes de acné, entre otros… Los materiales más comunes que se utilizan para una funda de almohada son los siguientes: 

Poliester: Es un producto mucho más resistente y duradero con el tiempo; permite la transpiración manteniendo una correcta temperatura corporal, lo que lo hace ideal para la ropa de cama especialmente para las fundas de almohada, las cuales duran más que las de fibras naturales y son antiacaros y antibacteriales.   

– Lavado: Pueden lavarse tanto en agua fría como caliente, siempre y cuando no sobrepase una temperatura de 60° C; se deben usar detergentes suaves o neutros, generalmente no pierde el color y tras lavarla se puede colocar de nuevo en la almohada, ya que no necesita planchado.

Franela: Comparte propiedades similares a las del algodón, aunque actualmente algunas tienen mezclas de fibras sintéticas e incluso lana, por lo cual es una tela más caliente y de mayor grosor para climas fríos.

– Lavado: Las fundas de almohada de franela se deben lavar al revés y a una temperatura baja si se realiza por medio de máquina, en un tiempo corto, con detergentes para ropa delicada para conservar por más tiempo este tipo de prendas.

Lino Este material de origen natural es ideal para usar en climas cálidos, es muy absorbente y ligero; algunas personas lo prefieren con alguna mezcla de fibras sintéticas, ya que tiende a arrugarse siendo una de sus características principales.

– Lavado: Por lo general cuando se elabora ropa de cama como fundas de almohada y sábanas en este material, la tela ya ha tenido un prelavado, debido a que la primera vez que se lava tiende a encogerse; luego no sucede esto. Es preferible lavarlo con jabón suave a temperatura baja o con agua fría y luego extender las fundas de almohada húmedas todavía, para que se sequen al aire y la fibra se rehidrate de nuevo.

Satén y seda: La seda es un material natural que produce el gusano de seda que al mezclarlo con materiales sintéticos da como resultado el satén, el cual está incluido en la funda que trae nuestra almohada memory cervical natural Fresh, la cual evita que se produzcan marcas de arrugas, ayuda para que no se genere frizz en el cabello y no absorbe los productos que se aplican para dormir. 

– Lavado: Este tipo de tela se debe lavar en un corto lapso de tiempo en agua jabonosa o a máquina con jabón líquido suave; no se debe introducir en sacadora y tampoco exponerse al sol. Se recomienda solo un secado al aire. 

Tencel: Esta es una fibra natural de reciente creación que se ha sumado a las ya existentes, para elaborar fundas de almohada y protectores de colchón, como nuestra referencia Terry, que es 100% impermeable y reduce la presencia de humedad, polvo y ácaros, conservando mayor higiene. Proviene de la celulosa de la madera y tiene un alto valor ecológico, ya que está en armonía con el medio ambiente y se puede reciclar para otros usos. Una funda de almohada, en este material, tiene características similares con el algodón, por su gran absorción y transpiración; posee una fina capa de poliuretano que la hace impermeable; este es el tipo de funda indicada para almohadas de látex o viscoelástica. 

– Lavado: Se puede lavar en ciclos cortos a 60° en máquina, con jabones suaves, sin blanqueadores y sin centrifugar; no admite limpieza en seco, se puede planchar a temperatura baja y no se debe colocar en la secadora. 

Encontrar la funda de almohada perfecta es algo que no debe ser tomado a la ligera. En Núvola nos especializamos en crear productos para el descanso con fundas de almohada hechas con materiales de excelente calidad que conservan la frescura y propiedades de sus componentes, convirtiéndose en un toque extra para tu cama, que además forman parte de una pieza esencial en la ropa de hogar proporcionando más higiene a la hora de descansar y conservando nuestra salud. 

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat